El mundo que nos rodea alberga más que lo que percibimos con nuestros sentidos. Creíamos ser el punto más alto de nuestro ciclo evolutivo, pero no somos más que otro ciclo de la rueda que avanza lentamente.

Cultos y Elementos